Plaza de Armas de Santiago
 
  Inicio
  => Un poco de historia
  => Pintores de la Plaza de Armas
  => Galería Fotográfica
  Contacto
Un poco de historia

En todas las fundaciones hispanoamericanas la Plaza Mayor era un lugar de gran importancia, pues en ella se desarrollaba el acontecer político y social, como también los intercambios económicos entre los vecinos de la ciudad.

Correspondía a un terreno despejado, emplazado al centro, donde se construyó en los primeros años de la Conquista un polvorín fortificado. Con el tiempo, en este múltiple espacio se realizaban las procesiones de Corpus y las de Semana Santa, además de todas las fiestas y conmemoraciones. Para celebrar al Apóstol Santiago, patrono de la ciudad, se realizaban ahí juegos de cañas, corridas de toros y ejercicios ecuestres, etc.

Se instalaba también ahí el mercado popular de la época (Triánguez) y los infaltables mercanchifles (vendedores ambulantes), que desde esos tiempos causaban preocupación al Cabildo. Un ejemplo de esta situación fue la prohibición de la venta callejera, decretada en Mayo de 1613.

La Plaza de Armas es considerada el centro de Santiago y la estatua "A la Libertad de América" es el punto de referencia para medir las distancias a lo largo y ancho del país. La cruza el "Kilómetro Cero"


En sus alrededores se encuentran importantes edificios históricos, como el antiguo Palacio de la Real Audiencia, hoy Museo Histórico Nacional; antigua Casa de los Gobernadores de Chile, hoy Correo Central; la Capilla del Sagrario y el Palacio Arzobispal junto a la Catedral Metropolitana y el Portal Fernández Concha.

Frente a la fachada del Palacio Consistorial se encuentra el Monumento Ecuestre de don Pedro de Valdivia, fundador de la ciudad, donado en 1960 por la comunidad hispánica avecindada en Chile con motivo de la conmemoración de los 150 años de la Independencia de nuestro país.

Frente a la Catedral Metropolitana se encuentra el monumento al primer Cardenal Chileno, don José María Caro, cuyos restos se encuentran al interior de ésta. A un costado también se ha puesto el monumento que recuerda al Cardenal Raúl Silva Henríquez, también sepultado en la Catedral.

Al centro de la plaza antiguamente se encontraba una pila de bronce instalada por el Cabildo de Santiago el año 1681 cuando se inauguraron las obras que traían el agua desde la quebrada de Ramón. Esta pila fue instalada posteriormente en el sector de la Iglesia de la Recoleta Franciscana, en la Alameda, luego en el cerro Santa Lucía para posteriormente ubicarse en uno de los patios del Palacio de La Moneda. Fue en 1835 cuando el Intendente Cavareda dispuso que el lugar se empedrase y en 1838 se instaló en reemplazo de la vieja fuente de bronce, la estatua de mármol blanco llamada "A La Libertad de América", que los vecinos llamaban "Estatua de los Lagartos", porque de sus hocicos brotaban chorros de agua, del escultor italiano Francisco Orsolino.


En 1992 se inauguró en el costado Sur-Poniente un monumento "Al Pueblo Indígena", obra de Enrique Villalobos, en homenaje a su heroísmo y valor.

Entre 1997 y 1999 bajo la Plaza de Armas se construyó una nueva estación del metro, prolongación de la Línea 5, lo que significó su total remodelación, conservándose los monumentos.



 
   
Publicidad  
 
 
Hoy habia 3 visitantes (4 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=